Se trata de 67.620 hectáreas donde un abismo del Río Iguazú, forma un espectáculo de 275 saltos y la biodiversidad de la Selva Paranaense ofrece una variada flora y fauna única.


El Parque Nacional Iguazú, ubicado al norte de la provincia de Misiones, se trata de un área protegida por el Gobierno Nacional que incluye: el Parque Nacional propiamente dicho donde se encuentran las Cataratas; y la Reserva Nacional Iguazú. Son 67.620 hectáreas donde la biodiversidad de la Selva Paranaense ofrece una variada flora y fauna.

Sendero superior

En su superficie, se encuentra un sistema de 275 saltos de agua generados por un abismo del Río Iguazú, ubicado a 17 kilómetros de su desembocadura en las aguas del Río Paraná. El ancho del abismo es de 2.7 kilómetros y su altura varía entre los 60 y 82 metros. El paisaje que genera el cauce fluvial, es compartido con la ciudad de Foz do Iguazú, Brasil, aunque dos tercios del atractivo están del lado argentino.

Este parque fue creado en 1934 con el objeto de conservar el entorno y la biodiversidad de las cataratas del Iguazú, y en 1984 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Finalmente en 2011 fueron elegidas como una de las “Siete maravillas naturales del mundo”.

Monos en el recorrido

Las Cataratas pueden ser recorridas de dos maneras, un circuito inferior en la que se puede apreciar a los saltos desde la base, y un circuito superior en donde el atractivo se ve desde arriba. La Garganta del Diablo es el salto más grande, un abismo en forma de U de 150 metros de ancho, donde la fuerza de naturaleza se hace sentir.

Sendero inferior

Otra de las formas de recorrer el Parque Nacional Iguazú es por el Sendero Macuco un camino de 3500 metros inmerso en la selva misionera. Durante el recorrido se puede apreciar la biodiversidad del área, y el recorrido culmina en el Salto Arrechea.

Sendero Macuco

En caso de que los visitantes no hayam podido recorrer la totalidad del Parque, puede volver el día siguiente. Simplemente para ello, al finalizar su primer día de visita, deberán diríjase a las boleterías del Acceso al Parque para revalidar su ticket, y obtener un descuento del 50% en el valor de su entrada para el segundo día consecutivo de visita.

Recorrido náutico

Además de estas actividades a las que podrán acceder con el ingreso general al Parque, también hay otros servicios que conllevan costos adicionales como los paseos náuticos, con los que se puede llegar por el cauce fluvial hasta debajo de los saltos y el paseo de la luna llena, que se realiza por la noche, en los días en que el ciclo lunar alcanza su mayor fase.

La flora del Parque Nacional Iguazú está compuesta por más de 90 especies, siendo características el palmito, palo rosa, el curupay, el laurel blanco, el barayú o cedro paranaense, el aguay, y el ceibo, árboles que se caracterizan por su requerimiento de humedad.

Coaties

En cuanto a la fauna, en el sector de las pasarelas es habitual encontrar coatíes, ejemplares del tucán y águila harpía. Otro de los espectáculos lo ofrecen los vencejos de cascadas, que vuelan atravesando los intersticios de las columnas de agua para posarse sobre la pared rocosa, donde anidan.

Entre las especies en peligro de extinción que se encuentran dentro del parque aunque no es tan habitual avistarlas, vale mencionar el yaguareté, el tapir, el ocelote, el yaguarundí, el oso hormiguero grande, el tamandúa, las águilas selváticas, y el yacaré overo.




Comentarios