Se trata de un pase exlusivo para taxis, remises y vehículos relacionados al transporte turístico. Además de los conductores argentinos, se beneficiarán también los del vecino país.


Desde el lunes 4 de noviembre se pondrá en marcha un nuevo sistema de paso en la vía rápida del paso fronterizo en el Puente Internacional Tancredo Neves. El proyecto surgió de la necesidad de agilizar la circulación de taxis, remises y vehículos relacionados al turismo.

Fernando Cafasso, director nacional de Asuntos Técnicos de Frontera, indicó que ya se colocaron barreras en el lugar que separa las ciudades de Puerto iguazú y Foz, en el lado brasileño. De debe a que muchos usuarios no vinculados al turismo interferían en dicho carril, que ya estaba habilitado, e impedía su correcto funcionamiento.

Esto generaba inconvenientes y más demoras. Lo que cambia es que a partir de la base de datos que ya tenemos y que estamos actualizando, se les entregará una tarjeta vecinal fronteriza a los conductores que será utilizada para circular en esta vía rápida”, explicó Cafasso.

Las barreras se abrirán con las tarjetas y así los vehículos autorizados podrán pasar al otro lado. Será para los taxistas y remiseros tanto de Brasil como de la Argentina.

Dependiendo cómo impacte el nuevo esquema, podría suscitarse en un futuro la extensión de la propuesta para los residentes de ambas localidades.




Comentarios