Carlos Villar, el soldado voluntario de 20 años involucrado en el asesinato de la joven, se negó a declarar. Sobre sus hombros recae además la acusación por abuso sexual.


Carlos Villar es el único detenido por la muerte de Vilma Mercado, una joven de 19 años que fue violada y asesinada en Puerto Iguazú. El soldado del Ejército Argentino hoy debía declarar ante el juez Martín Brítez, pero se abstuvo. Ahora será imputado por abuso sexual y femicidio en concurso real según explicó el propio magistrado.

De acuerdo con el informe del médico forense, la joven murió por un paro cardiorrespiratorio por asfixia mecánica. El imputado, en tanto, presentaba una lesión en la mano que coincide con la de una mordedura, también estudiada en la cavidad bucal de la víctima.

La muchacha desapareció de su hogar el miércoles 23 de octubre, cerca de la medianoche, y fue encontrada sin vida durante el fin de semana. La hallaron a metros de la rotonda de la Ruta Nacional 12, camino de acceso al Parque Nacional Iguazú. Estaba maniatada y amordazada.




Comentarios