Ladrones de cables cortaron el servicio eléctrico a la toma de agua potable de Iguazú, que fue reparado luego de siete horas de trabajo del IMAS.


Un acto vandálico dejó sin bombeo de agua a Puerto Iguazú pero el servicio se reanudó este sábado luego de siete horas de trabajo de los técnicos del Instituto Msionero de Agua y Saneamiento (IMAS).

Vandalismo y robo de cables en la toma de agua de Iguazú. (Norma Devecchi)

Tras más de siete horas de trabajo en las instalaciones de la toma de agua en el río Iguazú, los técnicos pusieron en funcionamiento la misma, y se ha reiniciado el bombeo del agua cruda hacia la planta potabilizadora.

Delincuentes que se aproximaron por vía acuática a la toma de agua de Puerto Iguazú cortaron los cables de suministro eléctrico. El servicio de agua potable se normalizaría durante la madrugada y la mañana del domingo.

Desde el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) explicaron que contarán con custodia policial durante el fin de semana debido al acto de vandalismo registrado que afectó el suministro de agua en Puerto Iguazú.

El destrozo insumirá una reparación costosa de alrededor de 500.000 pesos. Los delincuentes habrían ingresado por el río y robaron los cables desactivando las alarmas de la toma de agua sobre el río Iguazú.

Desde el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento, informaron que desde las 13 horas del sábado, la toma de agua salió de funcionamiento debido al robo de tres tramos de cables de 240mm que alimentan de energía eléctrica a la toma de agua, imposibilitando que esta funcione.

Fuente: diario El Territorio y fotos de Mónica Devecchi




Comentarios