Los ataques sexuales ocurrieron con pocos días de diferencia. No serían los primeros casos dicen los vecinos.


Dos chicas, una de 15 y otra de 22 que viven en el barrio 2.000 hectáreas de Iguazú sufrieron intentos de violación en las últimas horas, en los que estarían involucrados aborígenes de la Aldea Mbororé. En uno de los casos el abuso con acceso carnal se habría concretado, según fuentes policiales y judiciales.

Los supuestos agresores son dos integrantes de la misma comunidad aborigen que ya están detenidos, informó MisionesOnline. La justicia local descarta que sean hechos habituales aunque señalaron que no son las primeras denuncias.

Los dos casos de abusos, uno consumado y el otro impedido por la ayuda de un vecino, ocurrieron con escasa diferencia de tiempo en el barrio Las 2000 Hectáreas. Los sospechosos son dos hombres, de 23 y 32 años, residentes en la aldea Mbororé.

Martín Brites, juez de Instrucción de Puerto Iguazú, negó que sean hechos habituales y aseguró que ambos casos están casi resueltos. Sin embargo, dijo que no son los primeros en ser denunciados y que todos son los supuestos autores integrantes de la comunidad aborigen.

En los últimos días de mayo, una chica de 15 años denunció transitaba en motocicleta por Las 2000 Hectáreas, cuando una persona la empujó e hizo caer. Enseguida la atacó sexualmente.

La menor alcanzó a huir, fue a una casa donde no respondieron a su pedido de ayuda y, cuando el atacante la alcanzó, fue un vecino el que logró ponerla a salvo. El agresor está detenido y es un aborigen de Mbororé, llamado Juan Carlos, de 32 años, artesano.

En el otro caso, una chica de 22 años, fue atacada por otro integrante de la Aldea Mbororé, informó el fiscal. El agresor, de 22 años, apodado Beto, alcanzó a violar a la chica, pese a que enseguida llegaron los vecinos. Este hombre también se encuentra detenido a disposición del juez Brites.






Comentarios