El gobernador de Chaco inició gestiones ante Aerolíneas para establecer una conexión aérea entre Resistencia e Iguazú.


El gobernador de la provincia del Chaco, Domingo Peppo, se reunió con directivos de Aerolíneas Argentinas para solicitar vuelos entre Resistencia y Puerto Iguazú. El estado chaqueño también haría algún aporte, en la línea de incentivos fiscales que ya han trazado otras provincias. 

La clave de esta política es potenciar la conectividad aérea. Desde Resistencia plantean lograr dos vuelos semanales a Puerto Iguazú, para captar parte del turismo que visita el área de las Cataratas del Iguazú. Además se abre una nueva conectividad para el público chaqueño, visitante asiduo de la Triple Frontera.

Desde Chaco se utiliza el aeropuerto de Foz de Iguaçú como salida hacia otros destinos de Brasil. El otro motivo de los viajes, además de la visita a Cataratas es el turismo de compras en Ciudad del Este. Hay que considerar además que desde agosto Air Europa empezará a unir a Puerto Iguazú con Madrid.

Aunque en línea recta ambas ciudades están separadas por solo 494 kilómetros, por tierra suman más de 630 a través de una congestionada RN12, elevando el tiempo de viaje a entre siete y nueve horas. Por ahora sólo son conversaciones, señalaron fuentes de la empresa, pero si se concreta Resistencia y Puerto Iguazú volverían a estar conectadas después de casi una década. Aerochaco, en 2009, operó vuelos durante algunos meses en aeronaves Jetstream 32 con capacidad para 19 pasajeros.

Para Resistencia, Puerto Iguazú sería su tercer destino non-stop después de Buenos Aires/Aeroparque y Córdoba, mientras que para la ciudad misionera sería el octavo después de Córdoba, Salta, Mendoza, Rosario, Buenos Aires/Aeroparque, Buenos Aires/Ezeiza y Buenos Aires/El Palomar. 






Comentarios