Piden mejoras salariales, el acortamiento de las horas que pasan internados en la selva y estatuto para su profesión.


Guardaparques llevaron su protesta al Parque Nacional Iguazú en reclamo de salarios y mejores condiciones de trabajo. El sábado, cuando cortaron la Ruta Nacional 12, a la altura de Puerto Península, fueron intimados por Gendarmería a liberar el paso a Cataratas del Iguazú.

Javier Báez, representante de los guardaparques, afirmó que se encuentran en una “absoluta precariedad”. Son 120 efectivos para vigilar1 millón de hectáreas que tiene bajo custodia la provincia de Misiones.

Pidieron mejoras salariales y cambios en el sistema de trabajo, pues permanecen 15 días al mes dentro de las áreas protegidas, lo que representa un total de 340 horas mensuales. Sostienen que deben trabajar 120 horas.

Mencionaron además que su pliego de reclamos incluye una suba de $ 5000, el sistema jubilatorio y el estatuto del guardaparque. 




Comentarios