Los proteccionistas reclaman mayor compromiso de la Justicia. Los perros se mueren atados a una cadena.


El hecho ocurrió en la localidad de Pueblo Belgrano, cuando los escatistas acudieron al lugar tras la denuncia de una vecina, el animal ya estaba agonizando. Por tal motivo intervino la Policía  Departamental.  

Perro rescatado – Foto: Proteccionistas Gchú

El perro se encontraba atado, en estado de abandono, con una afección de importancia en la cabeza, sin agua y en agonía. Las mujeres rescatístas  lo desataron y lo llevaron urgentemente a la veterinaria, donde el animal terminó muriendo. Antes, realizaron la denuncia policial, por lo que personal de la Comisaría de Pueblo Belgrano llegó a la propiedad a pocos metros de calle Fiorotto, donde la dueña de casa reconoció que el canino era propiedad de su esposo.

“La muerte del pobre perro es algo triste, pero tenemos que decir que no era el único que vimos atado, allí mismo había más, al igual que en todo el camino que hicimos para llegar a esa propiedad”, contaron las proteccionistas. Además, pidieron que se respete la Ley 14.346, de Malos Tratos y Actos de Crueldad a los Animales, que entre otras cosas estipula penas de prisión efectiva, de quince días a un año, a los responsables de este tipo de hechos.

“Necesitamos que la Justicia haga algo, que nos reciban las denuncias y actúen en consecuencia. Muchas veces se quitan los perros, quedando en custodia de protectores, a la semana siguiente esa misma persona tiene otro perro en las mismas condiciones”, indicaron.






Comentarios