Fue el viernes en la reunión del Concejo Directivo del Instituto María Inés Elizalde, pero el profesor fue notificado recién este lunes. Será el Consejo General de Educación el que se expida sobre el tema.


“Es muy probable que el docente no vuelva a dar clases y que se lo deba reubicar en tareas administrativas”, explicaron desde Paraná una fuente del Consejo General de Educación (CGE). Todo inició a raíz de un escrache público frente al establecimiento educativo, donde los jóvenes estudiante pegaron afiches haciendo referencia a lo que estaba aconteciendo con muchos de los estudiantes que cursan sus estudios en el Instituto de Formación Docente Continua María Inés Elizalde, sobre todos los que lo hacen en el Profesorado de Psicología.

El viernes, dos estudiantes (y posteriormente un docente) denunciaron en la Fiscalía de Gualeguaychú diversas situaciones de abuso de autoridad e “insultos” protagonizadas por el profesor señalado. Ese mismo día, horas más tarde, tuvo lugar la reunión del Concejo Directivo de la institución, donde los docentes tienen mayoría simple con seis representantes, los estudiantes cuentan con dos y los egresados con uno.

De esa instancia formó parte el titular de la Dirección Departamental de Escuelas, Héctor De la Fuente, quien comunicó en las últimas horas la decisión tomada. “Conjuntamente con el rectorado de la institución se resolvió, como medida preventiva, suspender las mesas de exámenes que tienen al denunciado como presidente y remplazarlo en aquellas que es vocal”, explicó el funcionario a los medios. Por lo tanto, considerando que las clases ya finalizaron, el profesor no deberá asistir más al instituto de formación.

“Quiero dejar en claro que para tomar esta decisión nos basamos en la Resolución Nº 655 del año 2015, que nos habilita a resguardar los intereses de los alumnos”, justificó De la Fuente sobre el caso que ya fue elevado a la Dirección de Educación Superior del CGE, quien deberá expedirse sobre el tema. Y, según dijo el mismo De la Fuente, “lo hará esta misma semana”.

¿Qué pasará con el docente?

“Ante estas situaciones, cuando hay denuncias de este tipo, lo que se hace generalmente es apartar al docente del cargo y reubicarlo en tareas administrativas para que no esté en contacto con los alumnos. Al menos mientras se sustancie los procesos, tanto el administrativo como el judicial”, explicó una autoridad de Educación que sigue bien de cerca el caso.






Comentarios