Expuso el Instituto Nacional del Agua sobre la situación y los pronósticos para la temporada.


Tanto el Servicio Metereológico [SMN] como el Instituto Nacional del Agua [INA] explicaron la aproximación del fenómeno de El Niño para este verano y otoño con un punto de calentamiento menor al de dos años atrás, cuando causó inundaciones y evacuados en toda la costa del río Uruguay.

El ingeniero Juan Borús, especialista del INA, indicó que la dinámica hidráulica de la cuenca es muy cambiante y que hay zonas que reaccionan más rápidamente a las precipitaciones aumentando el nivel de los ríos con los riesgos de crecientes repentinas.

Villa Paranacito – Crédito: Paranacito Noticias

Desde el Servicio Metereológico se pronostica un verano más lluvioso de lo habitual que podría complicarse si las cuencas permanecen altas, como se presenta en la actualidad el río Paraguay, que está al doble de su nivel normal ya que ha llovido mucho en el Alto Paraná. Ese caudal de agua todavía está controlado por las represas del sur de Brasil, indican los reportes. Esto se traduce en un leve aumento del nivel base en Corrientes, Paraná y Santa Fe, sin embargo, no tiene la gravedad que se observó tres años atrás con numerosas evacuaciones. Además, el Iguazú y Uruguay cuentan con caudales regulados y manejables hasta el momento, precisó Borús en su visita a Islas del Ibicuy.

El INA prevé mayor humedad de lo habitual en la región y, para el otoño, pronostica aguas altas que podrían alcanzar los 3.50 metros en el departamento Islas.

A su vez, el informe del SMN expresó que “las condiciones actuales son neutrales. No obstante la temperatura de la superficie del mar en el Pacífico ecuatorial mostró un aumento respecto de los meses previos, aunque la atmósfera aún no está respondiendo al calentamiento mencionado”.

De acuerdo a los modelos dinámicos y estadísticos, en el trimestre noviembre-diciembre-enero hay 73 por ciento de probabilidad de que se desarrolle una fase Niño.






Comentarios