Finalmente se dio lo que se esperaba. Se definió para el año próximo el debate contra el abogado de Gualeguaychú.


Después de más de un año de Investigación Penal Preparatoria y de la audiencia de elevación a juicio que realizó el Juzgado de Garantías de Tobías Podestá, el Tribunal de Juicios de Gualeguaychú, puso fecha para el inicio del esperado debate contra el reconocido abogado e historiador de la ciudad, por los casos de abuso que fueron denunciados por un medio gráfico y que tanta repercusión tuvo en la comunidad de la ciudad del carnaval.

Mirá también: El Tribunal de Juicios ya tiene en su poder la causa Rivas por corrupción de menores

El 2018 no era el año para el juicio, por no tratarse de un caso de urgencia para el Poder Judicial. Tienen prioridad aquellos donde el imputado atraviesa una medida de coerción como la prisión preventiva, y como a Rivas nunca se le dictó alguna de estas medidas por siempre estar a derecho en la causa, al momento de fijar fecha no hubo ningún impedimento para programar el debate para el 2019.

Será un juicio largo, que comenzará el 1 de abril (si llegado el momento no surge ningún imprevisto que obligue a modificar la fechas) y se prolongará a lo largo de 12 audiencias. Es que existe mucha prueba documental en esta investigación, que fue reunida durante el allanamiento en la casa del imputado y que luego derivó en el llamado que realizó la Fiscal a las 100 personas que fueron a declarar.

Gustavo Rivas

El Ministerio Público Fiscal, que tendrá a Lisandro Beherán sentado en el juicio, buscará que el acusado sea condenado por la máxima que establece el Código Penal para los delitos que se le imputan a Rivas, mientras que por el otro lado, el abogado defensor Raúl Jurado, aducirá que los hechos endilgados a su cliente ya están extintos y por lo tanto deberá ser absuelto. La lucha de intereses estará centrada en cada uno de las pruebas que serán presentadas en el debate, que la defensa tratará de poner en crisis para tratar de derribar la acusación.

Por lo pronto, Rivas aguardará el inicio del juicio en libertad, en la misma condición por la que transitó toda la etapa investigativa. Fue citado a declarar como imputado en siete ocasiones y en cada una de ellas siempre refirió lo mismo: que se abstenía por no conocer la identidad de las 12 personas víctimas que lo acusaban. Fue recién en la audiencia de elevación a juicio cuando su abogado le solicitó al juez Podestá conocer los nombres de aquellos que habían declarado bajo identidad reservada, con la excusa de que era de vital importancia para la estrategia que la defensa utilizaría en el juicio.

Las 12 audiencias de debate tendrán a los tres miembros del Tribunal de Juicios; y estará presidido por la jueza Alicia Vivian. Es una incógnita la decisión que tendrán estos magistrados con respecto a la presencia de los medios de comunicación dentro del recinto, por tratarse de un tema de instancia privada. Hasta el momento, las dos audiencias en el Juzgado de Garantías fueron a puertas cerradas para evitar que tomen estado público los nombres de los denunciantes, pero al tratarse de un juicio oral y público el que se desarrollará en abril, será decisión de los tres jueces lo que ocurrirá con la prensa.






Comentarios