Luego de haberse cerrado la convocatoria al concurso abierto a nivel nacional, se pudo develar el misterio de la mascota que pasará a convertirse en un referente exclusivo del espectáculo.


Su creador es “Juane Villagra”. Gualeguaychuense, diseñador gráfico, ferviente fanático, apasionado carnavalero, director de la comparsa Papelitos 2018 y recientemente confirmado para la edición 2020.

Mirá también: Carnaval del País: definiciones en el concurso “La Mascota de la fiesta”

El ganador manifestó, “Durante todo el proceso de creación de la mascota fui convirtiendo a IKE en un proyecto que integrara la historia del carnaval y nuestra ciudad de Gualeguaychú”. Es imposible separar la pasión que me despierta este espectáculo local de lo que armé para concursar.

IKE, será quien anime y haga palpitar la pasión carnavalesca, durante todo el año, asistiendo a todos los eventos relacionados.

Para la creación de la mascota del carnaval, se ha tomado como inspiración la “Leyenda de la fundación de la ciudad de Gualeguaychú, de Fray Mocho”. Los personajes (toro y víbora) usados para la creación de la mascota hacen alusión a esta gran obra de nuestro poeta José S. Álvarez, exponente literario que quedó en la historia con el seudónimo “Fray Mocho”.

Mascotas

“Ike” el toro y “Moma” la víbora: El personaje principal es el toro, el cual toma los colores institucionales del carnaval, su cornamenta está creada por plumas, que hacen clara referencia a elementos típicos de nuestro carnaval y la víbora amiga siempre lo acompaña sobre su cabeza a modo de “tocado carnavalero”.

“Si bien en la leyenda la víbora Ñancaniná derriba al toro bravío, en esta ocasión, como suele generar el propio carnaval, se crea un lazo de amistad e igualdad entre ambos personajes que los hace disfrutar juntos de esta gran fiesta.” Si bien “Ike” puede ser tomado como un nombre moderno, este intenta ser un homenaje a un gran visionario que tuvo la ciudad de Gualeguaychú y el propio carnaval, Ike Daroca (creador de la comparsa ACORAD). Ike como se lo conoce, fue tal vez “el hombre que cambio el carnaval” allá por 1978. Fue este empresario quien vio y propuso un gran cambio que dio vida a lo que hoy es nuestro gran carnaval. Pensó para Gualeguaychú otra forma organizativa, que permitiera a quienes presentaran espectáculos, recuperar al menos los costos para, con esa base, elevar el nivel de las inversiones y la calidad de nuestros corsos.

Ike propuso a la Municipalidad a cargo de Balucho Etchebarne, una nueva forma organizativa del carnaval. Esta idea fue bien recibida por el Intendente y su Director de Turismo.

En 1978 se forma la Comisión de Carnaval en su actual estructura. A partir de este año, con los recursos asegurados, podían planificarse mayores gastos, proyectos más ambiciosos y dar rienda suelta a la imaginación. A la acertada idea le agregó un ingrediente no menos sabio: para que no derivara en un mero negocio de particulares, que sólo pudieran participar entidades sin fines de lucro. Así se fundó la nueva organización del carnaval, Ike fue el primer presidente de la “Comisión de Corsos”.






Comentarios