Un hecho de llamativas características ocurrió en un establecimiento ubicado en el extremo norte de la localidad de Libaros en la provincia de Entre Ríos.


Nelly Mantegazza, dueña de un establecimiento rural, denunciaba que perros atacaron al ganado que pastoreaba en su propiedad. Señalo que se trató de tres los perros los que “provocaron un desastre, cuando corrieron y mordieron 19 corderos y otro tanto de madres, 12 corderos murieron y varios resultaron heridos y posiblemente engrosen el número de muertos”.

Es una lamentable pérdida la que hemos sufridO, absolutamente evitable, porque son perros que tienen dueños”. Libaros se ha convertido -de un tiempo a esta parte- en un “depósito” de perros y en el pueblo hay vecinos que los “adoptan”, pero evidentemente no cumplen con todas las obligaciones y se convierten en callejeros y un verdadero problema para los que tenemos explotaciones agropecuarias”, resumió indignada la damnificada.

La mujer continuó su relato a colegas de Riel FM, diciendo, “es imperioso que se tome alguna medida, no es la primera vez que nos ocurre tener que lamentar tan importantes pérdidas; nosotros con nuestro trabajo no molestamos a nadie y nuestros animales están dentro de la propiedad”. Acá ya no volverán (los perros) porque no nos queda casi nada, pero es indispensable que se haga algo para que no le pase a otro vecino, y peor que uno de esos animales termine atacando a una persona.




Comentarios