Se presume que la mujer de 35 años fue asesinada por su pareja, quien después decidió quitarse la vida por inhalación de monóxido de carbono (CO). La víctima tenía signos de haber sido herida con arma blanca.


La hipótesis de los investigadores señalan que la mujer de 35 años fue asesinada por su pareja, quien después se suicidó por inhalación de monóxido de carbono (CO). La víctima tenía signos de haber sido herida con arma blanca, aunque no está claro hasta el momento, como fue asesinada por su pareja.

El hecho ocurrió este martes en un inmueble situado en Las Glicinas y Urquiza, en el barrio San Isidro de la localidad entrerriana. Allí residían Eduardo Romero de 50 años y su pareja Susana Pereyra de 35 años. Según las fuentes, el hombre contaba con una herida cortante superficial, pero lo que le produjo la muerte sería la falta de oxígeno.

Una pareja fue encontrada sin vida
Crédito: PER

Según la hipótesis de los investigadores, se descartó el robo ya que en la vivienda no se observaron signos de violencia en aberturas y se halló la puerta de ingreso cerrada cuando se la inspeccionó.

En el lugar trabajó el Fiscal General Fernando Lombardi, la Dra. Albertina Chichi y el Médico Forense, Adrián Siemens y policía departamental Concepción del Uruguay.




Comentarios