La Policía de Gualeguay aseguró que corrían picadas en la madrugada del sábado. Dos de los jóvenes fueron trasladados a Paraná y Buenos Aires por las graves lesiones.


El conductor de un Renault Sandero perdió el control del rodado y se incrustó contra el frente de una casa ubicada sobre calle J.J. Rojas entre Ayacucho y Moreno.

choque Gualeguay
Crédito: ElOnce

Según se informó, en el vehículo se trasladaban cinco menores de edad, cuyas oscilaban entre los 13 y 15 años. Como consecuencia del siniestro, dos resultaron con heridas de gravedad y demandaron su derivación a centros hospitalarios de mayor complejidad. El conductor del rodado, de 14 años, debió ser rescatado por bomberos y policías debido a que se encontraba atrapado entre el airbag y los hierros retorcidos. De hecho, se utilizaron herramientas especiales para liberarlo y trasladarlo al hospital San Antonio de Gualeguay.

El menor que conducía el auto, de 14 años, debió ser derivado al hospital San Roque de Paraná con traumatismo de cráneo y golpes en el pecho”, confirmó a Elonce el subjefe de la Departamental de Policía de Gualeguay, Jorge Sosa. El menor permanecía en estado reservado, presumiblemente, con edema cerebral.

El otro menor, de 15 años, el cual posiblemente ocupaba uno de los asientos traseros del vehículo, producto del impacto, se incrustó contra el parabrisas. “El chico sufrió fractura de fémur en la pierna derecha y traumatismo de cráneo. Por decisión de los familiares fue hospitalizado en Buenos Aires“, indicó el comisario.

Mientras que los tres jovencitos restantes, de 13,14 y 15 años de edad, fueron trasladados para que sean asistidos por los médicos del hospital San Antonio de Gualeguay, con lesiones leves.

Iban corriendo una picada” El auto, previo arrancar un árbol que se encontraba sobre la vereda y un canasto para la basura, terminó incrustado en la pared de una vivienda.

Si bien los motivos del accidente serán materia de las pericias correspondientes, el comisario develó que una de las hipótesis que se investiga, es que, al momento del siniestro “iban corriendo una picada”.

“Aparentemente, pusieron el freno de mano, el auto hizo un trompo y así terminaron incrustados contra el frente de la casa”, apuntó el subjefe de la Departamental de Policía de Gualeguay.

La causa está en manos de la fiscal María Delia Ramírez Carponi. Fuente: (APFDigital)





Comentarios