El vehículo ardió en llamas en plena vía pública, tras sufrir un desperfecto eléctrico. Las pérdidas fueron totales.


Ocurrió en la noche del miércoles, cuando un Ford Fiesta Max, que prestaba servício en una empresa de “Remis Oeste” tomó fuego rápidamente sin dar opciones a los bomberos de Gualeguaychú de sofocar el incendio.

Según se informó, el conductor de 33 años, que circulaba sin pasajeros, logró abandonar el vehículo cuando sintió un explosión, evitando así que el fuego también lo afectara.

Remis incendiado
Crédito: R2820

Según la valoración preliminares de los peritos, el foco se habría originado por un desperfecto en el sistema electrónico. Hubo solo daños materiales.

Actuó en el lugar personal de Comisaria Cuarta junto a Bomberos Voluntarios. Las pérdidas fueron totales.  





Comentarios