DÓNDE SALIR

¿Y si nos tomamos unos cócteles en el Parque?

por Mariana Valle-Riestra

Conocé este bar temático pensado para desconectarte del ritmo de la ciudad.  

Por más linda que sea, la vida en la ciudad también tiene sus contras. Seguramente estás leyendo esta nota en medio del tráfico, encerrado en una oficina o viajando en un subte atestado de gente. No podés evitarlo: el calor del verano te hace soñar con vegetación, jardines, naturaleza y por qué no, con un cóctel bien frío deslizándose por tu garganta. Por suerte existe Parque Bar, un oasis urbano en donde podés hacer todo eso realidad. 

Desde la entrada, este original bar temático ubicado en el barrio de Palermo (Thames 1472), te transporta a un parque al mejor estilo de Central Park. Su estética, ambientación y sabores están inspirados en grandes parques del mundo. Hay una barra de madera con enredaderas dominando la escena, divertidas sillas colgantes que simulan hamacas y hasta una típica pochoclera de parque.

Al fondo, un patio se encarga de completar la ilusión. Está decorado con abundantes plantas exóticas en sus techos, paredes y pisos, bancos, canteros y otros elementos de jardinería. En primavera y verano se retiran los toldos para poder contemplar el cielo nocturno. En conjunto, la escenografía transmite la sensación de estar fuera de la ajetreada ciudad.

La carta de cócteles de autor es un placer, con opciones súper variadas y originales. Para destacar, el cóctel Greenwich, inspirado en el parque ubicado en el sureste de Londres. Va con gin, aquafaba, jugo de limas, almíbar simple, rúcula y garnish de lluvia de rúcula fresca y rosas chinas.

Y para los que prefieren sabores más dulces y secos se recomienda el Aspromonte –que lleva whisky, almíbar de avellanas tostadas, bitter angostura y piel de limón como garnish– o el sabor caribeño del Parque Tayrona, con ron, almíbar de coco, jugo de lima y garnish de menta y pétalos de rosas.

Pero en Parque la gastronomía no se queda atrás. La cocina está a cargo de Daniel Da Silva, que con mucho arte combina los sabores del mundo con riquísimos platos como resultado. Recomendamos la Ternera braseada durante cinco horas con vegetales grillados, el Salmón rosado a la plancha con puré cremoso de zanahoria, ensalada de rúcula, láminas de hinojo, gajos de naranja y salsa teriyaki; y la contundente hamburguesa “Parque”.

Si la idea es más bien picar, hay platos chicos y entradas para compartir, como el tempura de calamarettis, las alitas de pollo fritas al estilo americano y el muffin de calabaza asada con cebolla y panceta, bañado con salsa bechamel y semillas de amapola. ¡Puro sabor!

¿Y de postre? Nada menos que estas opciones: bombón de chocolate y quenelle helado casero de coco, flan casero de avellanas y cremoso de mandarina, tentación de chocolate, una mousse de chocolate con leche y chocolate blanco y –si estamos en onda light– helados bajos en calorías con ingredientes naturales y SIN TACC.

¿Qué esperás para ir a desconectarte?

Parque está abierto todos los días a partir de las 20hs. Se acepta efectivo y tarjetas. Reservas en: reservas@parquebar.com