Receta clásica de budín para disfrutar en las fiestas

por Cecilia Bazán

El chef Andrés Chaijale no se guardó nada y compartió tips y recomendaciones para lograr masas perfectas. Mirá la receta.

Hacer un pan y compartirlo es uno de los mayores placeres de la vida de los que aman cocinar. Por eso, ante la inminencia de las fiestas, compartimos una receta de budín sencilla y casi infalible para que puedas experimentarlo.

El Hotel Quórum brindó una clase de cocina destinada a periodistas con foco en budines saborizados, para que cada uno “personalice” este delicioso pan que suele acompañar la mesa dulce de fin de año.

El chef Andrés Chaijale no se guardó nada y compartió tips y recomendaciones para lograr masas perfectas con un sabor envidiable. Damos fe, los probamos y pusimos en práctica la receta. ¡A cocinar!

Clase de budines en el hotel Quórum.

Ingredientes

  • Huevos 4 unidades
  • Azúcar 250 g
  • Manteca 250 g
  • Polvo de hornear 5 g
  • Saborizante (ralladuras, esencias, especias) cantidad necesaria
  • Harina 0000 250 gr

Procedimiento

Partir del batido de la materia grasa junto con el azúcar, hasta lograr una textura suave (lisa). perfumar con el saborizante elegido y luego agregar los huevos de a uno. Una vez integrados los ingredientes húmedos, tamizar los ingredientes secos e integrar envolventemente. Preparar los moldes y llevar a horno a 170 grados por aproximadamente media hora.

Clase de budines en el hotel Quórum.

Consejos para realzar tu budín

  • ¿Cuándo agregar sabor al budín? Si es algo graso, como el aceite esencial presente en la ralladura de naranja, con la manteca. Si es un elemento seco, como el cacao, cuando agregamos los secos. Y si es algo líquido, como un licor o esencia, con los huevos
  • Antes de poner la mezcla en el molde, rociá con aceite en aerosol para asegurarte que el contenido despegue bien cuando el budín esté listo.
  • Llená los moldes hasta 3/4 partes con la mezcla de budín. Antes de llevar a horno, desparramá con una cuchara y marcá una especie de canaleta (se le dice greña) en el centro, a lo largo. De esa manera cuando el calor hinche la masa durante la cocción podrá “romper” por ahí y tener esa clásica pancita.
  • Para conservar la humedad del budín bañalo con un glaseado hecho con azúcar impalpable y jugo de limón. Aprovechá y hacelo con la masa aún tibia para lograr un mejor resultado.
  • Los budines son un excelente regalo porque habla del esfuerzo, tiempo y cariño dedicado a elaborarlos. Aprovechá para personalizar y dedicarlos a tus seres queridos. Es un regalo para nada costoso y que seguro les va a gustar.

Clase de budines en el hotel Quórum.