Festival vegano en San Fernando atrajo a muchos curiosos y expande la tendencia

por Redacción de Vía Gourmet

Se realizó en la estación San Fernando del Tren de la Costa al que asistieron más de 50 productores y que combinó charlas y música en vivo.

Chocolates, parrilladas y hasta comida para perros tuvieron el domingo su versión vegana en el primer festival de este tipo de alimentos que se realizó en la estación San Fernando del Tren de la Costa al que asistieron más de 50 productores y que combinó charlas y música en vivo.

“Es el primer festival vegano y lo armamos por el propio espíritu de los productores. En los últimos años vimos como fue incrementando la cantidad de puestos con propuestas veganas y la gente pide cada vez más estos productos”, dijo a Télam Angie Ferrazzini, integrante de la ONG Sabe la Tierra, organizadora del festival, que convocó a cientos de personas.

“El tema del veganismo es muy actual. Es una movida que va creciendo, la gente es cada vez más consciente de lo que come“, explicó Ferrazzini y precisó que se exhibieron más de 50 puestos con productos, clases de cocina, charlas sobre la transición al veganismo, yoga, huerta y defensa de animales, entre otros.

Festival vegano en San Fernando.

La propuesta estaba dirigida a lo gastronómico, por lo que se vio a muchas familias comiendo parrillada vegana o tomando bebida de pasto de trigo orgánico, cerveza y vino orgánicos.

“La idea es concientizar de un veganismo saludable e integral. Dejar de lado el churrasco y quedarte con el puré no está bueno, lo bueno es hacerlo equilibrado”, explicó Claudio, de Dejá La Vaca, encargados de la parrilla sin carne.

“Por eso hacemos platos reconocibles como un matambrito de cerdo pero que es de trigo o hamburguesas de garbanzo. Es un reemplazo de la carne porque uno come con la memoria”, agregó.

Joaquín, de Ecohouse, una ONG que hizo una presentación sobre compostaje, explicó que “nos dedicamos a la educación ambiental, a hablar sobre compostaje, que es una manera de tratar los residuos orgánicos”, contó y comentó que “el objetivo es que la gente vea que hay más que sólo el reciclaje de materiales”.

“En la feria se ve mucho el interés de la gente que está buscando el consumo saludable y consciente. Uno tiene que ver lo que consume y por eso tiene que haber cada vez más oferta vegana de todo tipo de comida“, dijo a Télam César, de Nawal, que hace chocolates veganos, y explicó que para reemplazar los lácteos se utiliza “manteca y leche de coco, que son ingredientes saludables y sin químicos”.

Entre los stands que vendían productos, se destacaba el de comida para perros vegana, una novedad en el mercado.  “Es comida casera que está balanceada y potenciada. Es un alimento muy nutricional para el perro que le mejora la calidad de vida. Los alimentos industrializados tienen animales muertos, harinas y mucho conservantes“, explicó Zaira, de Boby Gourmet.

En el festival hubo muchas familias y grupos de amigos que recorrían los puestos sobre la estación del tren, mientras otros comían en las mesas o en mantas dispersas por el pasto de la plaza.

Silvina y Florencia, madre e hija respectivamente, que son vegetarianas, vinieron a visitar la feria para el almuerzo del domingo. “Nos encantó. Participamos de una actividad que enseñaban a hacer postres veganos y probamos cosas muy ricas. Es un proceso dejar de comer carne pero hay que hacerlo hasta por una cuestión de salud”, comentaron.

Juliana, Lara y Soraya, un grupo de adolescentes, llegaron a la feria a “probar cosas nuevas”. “Vinimos porque Soraya nos invitó y la verdad que estuvo súper la comida. No conocíamos mucho sobre la comida vegana. Estoy tratando de pensar en lo que como”, comentó Juliana sentada en el piso con sus amigas mientras compartían un falafel.