La droga era acopiada en una casa que se suponía abandonada en Clorinda, en el interior de Formosa.


Gendarmería Nacional secuestró más de 820 kilos de marihuana acopiados en una casa que se suponía abandonada en Clorinda, provincia de Formosa. Su dueño ingresó, vio los panes ocultos en bolsas de carbón y realizó la denuncia.

En el marco del Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF) que impulsó el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, y que coordina el subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras, Matías Lobos, los uniformados del Escuadrón Clorinda de la Gendarmería, fuerza comandada por Gerardo Otero, se desplegaron sobre el territorio para prevenir el delito complejo en todas sus formas.

Tras someter a pruebas científicas los paquetes, corroboraron que se trataba de droga (Foto: Prensa de Ministerio de Seguridad de la Nación)

En pleno patrullaje, un móvil de la institución recibió la denuncia de un vecino preocupado, que aseguraba haber entrado a su hogar y haber encontrado numerosas bolsas con paquetes en su interior.

Con la presencia de testigos hábiles y con la autorización del dueño, el personal de la Gendarmería ingresó al domicilio hallando, a simple vista, 21 bolsas de arpillera y una valija. Éstas contenían 828,791 kilogramos de marihuana fraccionados en 1.213 panes de diferentes tamaños.

El Juzgado Federal de Formosa, a cargo del Dr. Carbajal, y la Fiscalía N°1de la provincia de la Dra. Vázquez, dispusieron el secuestro de la totalidad del estupefaciente, que equivale a más de 2.500.000 dosis.






Comentarios