Como en todo el país, cientos de personas marcharon por la vida desde el mástil municipal hasta la plaza San Martín donde el obispo de Formosa, Monseñor Vicente Conejero, dirigió unas palabras a los presentes.


Entre varias cuestiones pedían la finalización del protocolo de interrupción legal del embarazo y en contra del aborto a pocos días de que su legalización se trate de en la Cámara de Diputados de la Nación.

Frases como “Vale toda vida”, “Mi vida está en tus manos” y “Formosa defiende las dos vidas” se leían en las pancartas

Monseñor Conejero se refirió a que, “Hay que cuidar no solo las dos vidas, sino las tres, la de uno, la de la madre y la del bebé por nacer”, se hicieron presentes los profesionales “por la vida” que abiertamente manifiestan una postura a favor de proteger al niño por nacer.

Entre varias cuestiones pedían la interrupción del protocolo de interrupción legal del embarazo

Como en todo el país personas de todas las edades y muchas familias portaban pancartas con carteles con frases como “Vale toda vida”, “Mi vida está en tus manos” y “Formosa defiende las dos vidas”, entre otras le dieron un color en general celeste a la tarde del día sábado.





Comentarios