Quisieron cerrar el portón del comercio a la hora pactada cuando fueron agredidas por personal de seguridad. 


Ocurrió en las vísperas de Año Nuevo, como habían acordado, según dijeron, entre los gremios y los dueños del supermercado. No obstante, cuando las gremialistas quisieron cerrar el portón de una de las sucursales de la reconocida cadena; guardias de seguridad de la empresa, las agredieron físicamente.

Dos delegadas gremiales del Super 8 (de la Cadena Cáceres) resultaron con lesiones al ser “patoteadas” por patovicas del comercio que trataron de evitar el cierre en el horario que se había acordado entre el mismo propietario y los sindicalistas del Centro de Empleados de Comercio.

Las dos personas al fondo habrían sido los agresores de las dos mujeres que denunciaron el hecho (CINCO NOTICIAS FSA)

Todo se desencadenó cuando las delegadas cerraron el portón de acceso al público a las 19 horas del 31 de diciembre, tal y como se había acordado, pero a los pocos minutos llegaron dos empleados de seguridad, quienes empujaron a las mujeres y abrieron por la fuerza dicho portón, ocasión en la que una de ellas sufrió escoriaciones en su mano al ser aplastada por los hierros y la otra fue golpeada en el hombro.

Toda la situación se desencadenó ante la presencia de la Policía, que no atinó a intervenir.

El Súper 8 vuelve a ser noticia

Meses atrás en 2018, la Sucursal del Circuito Cinco del Supemercado Cáceres fue noticia por un extraño robo

Fuente: Cinco Noticias FSA 






Comentarios