En las primeras horas de la tarde del día jueves, ni bien trascendió la confirmación del aumento del 5% de los combustibles, las estaciones de servicio empezaron a colmarse de clientes ávidos de combustible.


Como ocurre en la previa de un aumento las filas de motos y autos llegaban hasta los 500 metros con todas las islas de las distintas estaciones de servicio completas.

Con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización del periodo de vigencia establecido en el Decreto 566/2019 en los precios en surtidor, el gobierno autorizó una suba de hasta el 5% de los combustibles y tomará un dólar de referencia para el precio del crudo de 51,77.

El aumento, que rige para los precios en el surtidor desde este viernes 1 de noviembre, busca también prevenir eventuales problemas de desabastecimiento que pudieran ocurrir y que la SGE se encuentra monitoreando de forma permanente junto con las entidades empresarias y de consumidores.

El último aumento de los combustibles, había sido en los primeros días de octubre; así, el litro de la nafta súper superará los 50 pesos en Formosa.




Comentarios