Fuentes confiables aseguraron que lo sucedido con el avión Cessna del gobernador Insfrán pudo deberse a una falta de comunicación con las fuerzas armadas que controlan el espacio aéreo, o un aterrizaje fuera del plan de vuelo del piloto.


El Cessna 208 que transportó al gobernador Insfrán perteneciente a la Dirección de Aeronáutica de la provincia habría presentado el plan de vuelos correspondiente la semana pasada a la jefatura del aeropuerto.  Los vuelos autorizados dentro del espacio aéreo de la provincia solo se pueden realizar en lugares habilitados por lo tanto, el plan de vuelo solo puede contemplar lugares habilitados para el despegue y el aterrizaje habilitados por la fuerza aérea.

Según el plan de vuelo presentado y remitido a las autoridades aeronáuticas nacionales, los lugares contemplados dentro del mismo estaban “aptos habilitados” pero hay una cuestión que refiere al control aéreo en la región está vinculado al control con radares que opera la fuerza aérea. Dentro de las tareas que cumple la Fuerza Aérea, Ejército y Gendarmería Nacional están la del control mediante radares que tiene un comando en la ciudad de Merlo.

El plan fue cursado formalmente por el ANAC pero pudo haber habido falta de comunicación entre las fuerzas, no es la primera vez que ocurre, ya ha pasado varias veces en la provincia. La circunstancia que podría haberse dado es sencillamente una falta de comunicación respecto del sistema de control de la región del espacio aéreo, situación que se subsana con el control presencial de efectivos de Gendarmería como ocurrió en esta oportunidad, chequeando el/los pilotos y la matrícula de la aeronave.

La otra hipótesis que podría haberse dado es que el piloto del gobernador hubiese aterrizado en una pista no autorizada o hubiese alterado el plan de vuelo pero es algo que solo se sabrá con el transcurrir de las horas. Los datos recabados, echan por tierra cualquier complot orquestado en el sentido de intimidar al gobernador Insfrán, ante una situación que es mucho más corriente de lo que se asegura.

Fuentes confiables aseguran que los Gendarmes actuaron de manera rutinaria respecto de los responsables de la aeronave sin tener en cuenta si se trataba del Cessna de la Dirección de Aeronáutica o quien viajaba en la aeronave, lo hacen en todas las situaciones similares y desmintieron que tuvieran una actitud intimidante.

Por otra parte, las mismas fuentes descartaron de plano las afirmaciones del Ministro de Gobierno, Jorge González, respecto de alguna “sugerencia” de un supuesto “comando aeroespacial” de “enviar aviones caza” a la zona de los operativos “Por Nuestra Gente Todo”. De la misma manera contradijeron al funcionario que afirmó que esto nunca pasó, al afirmar que este tipo de situaciones ocurrieron varias veces con vuelos en la provincia y se procede al control enviando a miembros de alguna de las tres fuerzas para chequear de quien se trata.

Consideraron una exageración todo lo sucedido pero enmarcado dentro de un contexto político previo a las elecciones que sin embargo y dada la investidura del gobernador Insfrán debe plasmarse en una denuncia para deslindar responsabilidades.





Comentarios