El aumento ronda los quince pesos en el Mercado Frutihortícola pero las distribuidoras comerciales también han variado el servicio de entrega a domicilio. En el interior los precios son más elevados y el aumento llega en un momento de alto consumo.


La garrafa social se consigue en los lugares habituales a 350 pesos, precio que puede variar en 30 o 40 pesos para los kioscos o pequeños revendedores.

Si bien está regulado, los precios para distribuidoras comerciales, varía si se le suma el envío a domiclio lo que no tiene regulación alguna y varía de acuerdo a la distancia.

Los precios en el interior se disparan, aún con la fraccionadora estatal REFSA, metiendo presión en el mercado del gas envasado. Antes la escasez del producto era un problema, hoy eso no ocurre sin embargo no puede resolverse la diferencia entre los precios de una garrafa comprada en la ciudad de otra comprada en el interior provincial.






Comentarios