La decisión también deja firme la condena para los dos hijos, Favio Alejandro Víctor Manuel, la novia de uno de ellos, Cecilia Betiana Cáseres que tras un vuelco, fueran descubiertos con más de 50 kilos de cocaína.


La Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena a diez años de prisión aplicada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Formosa al exfuncionario provincial Pedro Ramón Bareiro, por el delito de transporte de estupefaciente con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas y su condición de funcionario público, en concurso ideal con peculado.

La Policía Federal se detuvo para asistir a Bareiro en el vuelco y se encontró con 50 kilos de cocaína

Ratificaron además las condenas a los dos hijos de Bareiro, Favio Alejandro y el aduanero Víctor Manuel. El primero fue sentenciado a la pena de doce años y seis meses de prisión, y el segundo a diez años de cárcel, ambos por el delito de contrabando de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por el número de intervinientes y por su calidad de funcionario público en el caso de Víctor Manuel. Cecilia Betiana Cáseres, pareja de uno de los hijos deberá purgar siete años de prisión como coautora del mismo ilícito.

El caso desató un escándalo por las relaciones de Bareiro con el gobierno y el senador Mayans para quien había trabajado

El caso ocurrió en febrero de 2016 y tuvo su punto de partida el día 20 a las 11 horas, cuando según pudo probar el Tribunal, Favio Alejandro Bareiro y Cecilia Betiana Cáseres regresaron a nuestro país procedentes de la República del Paraguay por el puente internacional San Ignacio de Loyola (Aduana de Clorinda) trasladando 50,869 kilogramos de cocaína ocultos en el automóvil Peugeot 206 dominio GBS-894, logrando evitar los correspondientes controles aduaneros y migratorios por la colaboración de Víctor Manuel Bareiro, agente aduanero y hermano del primero.

Una vez en territorio argentino, se sumó Pedro Ramón Bareiro, quien proporcionó la camioneta Toyota Hilux dominio OTD-104, donde cargaron la droga fraccionada en cincuenta ladrillos envueltos en cinta con la inscripción “frágil” e iniciaron su traslado desde Clorinda por la ruta nacional 11, hasta que al accidentarse a metros del puente del riacho Monte Lindo fueron descubiertos providencialmente por el personal policial que se acercó para auxiliarlos.

Pedro Bareiro era en ese momento funcionario provincial como Comisionado del Área de Frontera de Clorinda y la camioneta en la que estaban transportando la droga pertenecía a al Ministerio de Economía de la provincia.Contra este fallo, los abogados defensores de los condenados interpusieron recurso de casación que fue rechazado por la Cámara Federal de Casación Penal, confirmándose en todas sus partes la sentencia aplicada.






Comentarios