A las 2 am la policía acudió al hogar de una persona que se encuentra con arresto domiciliario. En su interior se encontraban dos hombres, dos mujeres y una niña de seis años de edad, hija del propietario.

La denuncia penal detalló que el inicio del conflicto fue que el reo no quería que su novia se fuera del hogar por lo que se puso agresivo. En ese momento el hermano de la mujer intervino y se generó una pelea.

Policia Esquel. Foto ilustrativa

La persona con arresto domiciliario inicia una pelea con su cuñado, en ese momento la mujer intercede para separarlos y recibe un golpe por parte de su pareja, por lo que se desmayó por el impacto del golpe. De igual forma el hombre tomó una botella de cerveza con la cual golpea en la cabeza a su cuñado generando un corte en el cuero cabelludo.

Así mismo el detenido tenía golpes en la cara y moretones el todo el cuerpo. El cuñado del hombre realizó la denuncia policial. Fueron asistidos por el personal del Hospital Zonal y tomó intervención la fiscalía. Con respecto a la menor  fue llevada al domicilio de su abuela.