De manera inesperada la policía encontró este martes en Esquel un auto con pedido de secuestro y adentro del vehículo un arma que se cree fue robada de la Oficina de Secuestros de Tribunales la semana pasada. El hallazgo ocurrió luego de que un vecino denunciara que, en la entrada de su casa del pasaje Alda Decó al 500, un Volkswagen Pointer estaba obstruyendo el paso.

Secuestro de arma en Esquel.

A simple vista el hombre observó que dentro del rodado había un arma. Al llegar los efectivos comprobaron que tenía pedido de secuestro y solicitaron la orden judicial para requisarlo. Secuestraron el arma, que coincide con la descripción de una sustraída de la oficina mencionada.

La pistola será peritada para determinar si efectivamente es la que estaban buscando. El auto también quedó secuestrado y es propiedad de un hombre al que le allanaron la casa el miércoles 19 de agosto, a raíz del robo en Tribunales. Sin embargo, en esa diligencia policial no habían obtenido ningún resultado.