Al menos 100.000 personas se acercaron este sábado al Goiania Arena a despedir a la cantante Marília Mendonça, una de las artistas más populares de Brasil y ganadora de un Grammy Latino en 2019, que falleció el viernes en un accidente aéreo.

Los admiradores de la cantante de 26 años hicieron una fila kilométrica en los alrededores del gimnasio de la ciudad de Goiania para poder ingresar al pabellón y acercarse al ataúd.

Pero muchos no alcanzaron a entrar al gimnasio en las tres horas en que sus puertas permanecieron abiertas y tuvieron que sumarse a los miles de admiradores que salieron a las calles para asistir al desfile fúnebre encabezado por un coche del Cuerpo de Bomberos que portaba el cuerpo y algunos músicos amigos.

El cortejo fúnebre culminó en el cementerio Parque Memorial de Goiania, en donde la cantante fue sepultada en una ceremonia reservada para familiares y amigos.

El gimnasio Goiania Arena fue cedido para el velatorio por el gobernador del estado de Goias, Ronaldo Caiado -que también declaró luto oficial de tres días en la provincia-, ante la falta de capacidad de otros escenarios para la que ya se preveía como ceremonia multitudinaria.

Miles de personas despidieron a la cantante Marília Mendonça, que murió en un accidente aéreo

“Nadie va a sufrir solo. Todos vamos a sufrir”, fue la canción con la que acompañaron la salida del cortejo fúnebre.

La popularidad de la cantante podía ser medida en los casi 40 millones de seguidores que tenía en la red Instagram o en los 18,5 millones que la seguían en Spotify, plataforma musical en la que ocupaba el lugar 41 en la lista de los artistas más escuchados, por encima de ídolos como Michael Jackson, Katy Perry o The Beatles.

Al velatorio de la cantante acudieron varios de los principales representantes de la llamada música “sertaneja” (country brasileño), entre los cuales las duplas Maiara y Maraisa, Henrique y Juliano, y Jorge y Mateus.

Mendonça murió en la tarde del viernes por la caída de la avioneta en la que viajaba hacia Caratinga, ciudad del estado de Minas Gerais en donde ofrecería uno de sus primeros conciertos tras casi dos años alejada de los palcos por la pandemia de la covid.

En el accidente también murieron los otros cuatro ocupantes de la aeronave, entre ellos su productor Henrique Ribeiro, su tío y asesor Abicieli Silveira, y el piloto y el copiloto del aparato.

Con información de EFE