En horas de la mañana de la jornada de ayer, efectivos de la División Verificación del Automotor de la Unidad Regional IV de Puerto Rico, secuestraron un automóvil marca Renault Express que tenía adulteraciones en la grabación de la base del motor.

El conductor del rodado se presentó alrededor de las 10:00 horas, solicitando se le practique una revisión técnica al vehículo. Por esta razón, los agentes realizaron una minuciosa inspección de las piezas y constataron que los números de serie del motor presentaban signos de adulteración.

Ante esto, secuestraron el rodado y le notificaron al conductor el inicio de la causa.

Efectivos policiales secuestraron un vehículo con el motor adulterado en Puerto Rico.