Miguel Dos Santos, intendente de San Pedro, se refirió a la nueva construcción de una planta de agua, y aseguró que el municipio trabaja para su conclusión que llevará una solución fundamental para la zona urbana y rural, y que beneficiará al menos a 22 mil familias.

Destacó la importancia de poder contar con una toma de agua potable, lo cual permite agudizar las medidas de prevención ante la pandemia por Covid-19, además que abastecer a los vecinos con el liquito vital.

Indicó además que se resolvieron “problemas generales” no sólo en el centro del municipio, sino también en las colonias que se vieron afectadas por el servicio de agua y por la necesidad de mantenimiento en los caminos de tierra.

Ponderó además el trabajo en equipo que se realiza entre el municipio y la Dirección Provincial de Vialidad de Misiones (DPV) para la refacción de estas vías de comunicación en el área rural, como también las construcciones de puentes y alcantarillas entre los trabajos de la gestión.

Por último, anticipó que el próximo año se asfaltarán más calles empedradas de San Pedro.