Esta madrugada, cinco personas realizaron un cruce clandestino del río Paraná desde la ciudad de Puerto Rico hacia Bonanza, distrito de Yatytay, en Paraguay. Por la densa niebla de esas horas, la embarcación en la que viajaban colisionó con un banco de piedras que dejó la bajante del cauce fluvial y naufragó. Cuatro de sus ocupantes lograron llegar a la costa, pero uno se perdió en las aguas del río. Luego de varias horas de búsqueda, pasado el mediodía hallaron su cuerpo.

La víctima fatal fue identificada como Ricardo Duarte de 49 años. Por su parte el propietario de la embarcación sería Ever David Nuñez, quien fue imputado por el fiscal Luis Albertini por homicidio culposo. Tanto él como los demás ocupantes de la embarcación, Rosalino Acuña Olmedo, Edgar Duarte y Julio González, serán procesados por violar las normas de la cuarentena sanitaria.

El hecho ocurrió a la altura del kilómetro 1742,50 del río Paraná en jurisdicción del vecino país, y la búsqueda se realizó en conjunto entre las fuerzas navales de Argentina y Paraguay. El grupo había solicitado al propietario de la embarcación que los acercara hasta la costa paraguaya desde Argentina, ciudad donde se encontraban trabajando.