Fue en reclamo de traslado a otras unidades penales que estén más cerca de sus parientes para que puedan ser visitados.


Cuatro presos prendieron fuego sus colchones en una celda de la cárcel de Puerto Rico, en reclamo por un pedido de traslado a otras unidades penales que estén más cerca de sus parientes para que puedan ser visitados. Un efectivo terminó con quemaduras y sofocación.

El hecho ocurrió el pasado viernes a la tarde en la Unidad Penal VII. El motín que se extendió hasta entrada la noche, cuando fue controlado por una unidad especial del Servicio Penitenciario Provincial. El uniformado que resultó lesionado, sufrió quemaduras y sofocación.

Intervino en el hecho el juez de Instrucción 1 de Puerto Rico, Leonardo Manuel Balanda Gómez, quien dispuso que los cuatro internos involucrados fueran alojados en distintos sectores del predio. Además, ordenó la preservación del lugar del hecho y el resguardo de todo tipo de elementos probatorios.

Dos de los reos involucrados solicitaban ser trasladados a la dependencia de la Policía en Puerto Iguazú, y un tercero pidió su traslado a la Unidad Penal 1 de Loreto. “Queremos estar cerca de nuestras familias”, habrían dicho en un primer momento y antes de pasar a protagonizar el motín.




Comentarios