La descendiente del fundador de Eldorado, Adolfo Schwelm, dijo que su padre quería que cada uno fuera dueño de su propia tierra.


“Mi papá me dijo que la única forma de que un pueblo surja es que cada uno trabaje su pedazo de tierra, y que sea propietario de la tierra que trabaja”, dijo Elena Schwelm en la celebración del centenario de Eldorado.

La hija de Adolfo Schwelm, el fundador de Eldorado hace 100 años, señaló que para su padre, la propiedad era la clave de la libertad de los colono “fundamental en la vida: no estar sujeto a nada, ser un ser libre, en eso creía mi papá, mucho”.

“Sigan trabajando, no se asusten de las cosas políticas, y no se dejen llevar por la política“, aconsejó la hija del pionero, en declaraciones a Misiones Online en Eldorado.

Elena asistió a los festejos junto a sus hijos Martín y Miguel, y cuatro sobrinos. Recordó también el espíritu del fundador Schwelm quien, en el parque que lleva su nombre, construyó “un vivero donde tenía plantas y les asesoraba y les daba a los colonos para que puedan tener sus propias plantaciones”.

Con cariño Elena recordó a su padre, “me ayudó mucho el ejemplo de mi papá en la vida, porque si hoy estoy viva es porque con la edad que tengo sigo trabajando. Eso me mantiene viva”.




Comentarios