Reclaman un incremento salarial. Tras la negativa, decidieron continuar con la medida de fuerza.


Marisa Dering es la delegada de ATE en la ciudad y aseguró que se encuentran disconformes al no obtener respuestas por parte de la cartera sanitaria provincial.

Tras una asamblea que se realizó en el nosocomio, los trabajadores de la salud decidieron continuar con el paro por tiempo indeterminado.

Si bien el servicio de emergencias estará trabajando, los empleados no abrirán las puertas a la comunidad. “Entendemos que la situación económica a nivel país no está en un buen momento, pero queremos hacer saber que nuestro sueldo es bajo y no nos alcanza”, sostuvo.

En ese sentido aseveró que continuarán durante el tiempo que sea necesario para poder llegar así a un acuerdo que los satisfaga. Por ello es que anuncian a la comunidad que no se acerque porque “no serán atendidos”, a menos de que se trate de una urgencia.





Comentarios