Natalia Vanesa Skeppstedt dijo que su papá fue a Tribunales porque su hija Karen le pidió protección ante las amenazas de su exnovio violento.


Una de las hijas de Mariano Antonio Skeppstedt contó que en la madrugada del crimen, su hermana recibió innumerables amenazas de su exnovio Pablo Schanderl y que luego la acechaba a la salida de su trabajo en un juzgado de Eldorado. Su hermana, sería Karen Skeppstedt, pidió auxilio a su papá, quien llegó a Tribunales para protegerla de su acosador.

Natalia Vanesa Skeppstedt, empleada en el Departamento Jurídico Informático, comentó en su cuenta de Facebook que vio “tantas causas de violencia familiar y de género en el Juzgado, que jamás pensé que directa o indirectamente me tocaría”.

El viernes al mediodía Pablo Schanderl atacó a golpes a Mariano Antonio Seppstedt y le causó la muerte en la vereda de Tribunales de Eldorado. Se fugó y fue apresado escondido en un monte de 9 de Julio.

El Superior Tribunal de Justicia publicó un aviso fúnebre solidarizándose en su dolor con Karen Daril Skeppstedt, la supuesta exnovia de Pablo Schanderl y su familia. Karen trabaja en el Juzgado de 1ª Instancia en lo Laboral Nº 1 de Eldorado. Su hermana, quien posteó su mensaje en Facebook, en el Departamento Jurídico Informático del Poder Judicial, en Posadas.

“Hoy le tocó a mi familia. Este tipo hoy mató a mi papá. Es un exnovio de mi hermana. Tenía una medida cautelar de restricción de contacto y acercamiento vigente hacia mi hermana del Juzgado de Familia de Eldorado”, relató Natalia.

Agregó que “durante la madrugada la estuvo amenazando con mensajes y fue a esperarla afuera de su trabajo. Ella, aterrorizada, pidió que no la dejen sola y mi papá fue a buscarla, pero por cosas del destino no se encontraron”.

El tipo (Pablo Schanderl, de 28 años) estaba al acecho, esperando a mi hermana afuera del juzgado donde ella trabaja y terminó matando de golpes a mi padre, que lo único que buscaba era proteger a mi hermana de este psicópata”, agregó.

También aseguró que “las garantías constitucionales de defensa las tendrás Pablo Schanderl, pero no dejaré que quede impune. No fue al azar, fue planificado. Tenías claramente la intención. Como persona del derecho quiero aún creer en la justicia que formo parte y que siempre defiendo”.

“Que en paz descanses papá. Fuerza a mis hermanos Enzo Koala Skeppstedt y Karen Skeppstedt, y a su señora Olga Mabel Valiente. Y fuerzas para mí también”, rogó Natalia Vanesa Skeppstedt, al fin de su doloroso mensaje.






Comentarios