Hubo mucha tensión porque la fábrica de zapatillas Nike y Fila argumentó que no había recibido la notificación. Al mediodía, admitió la conciliación obligatoria.


Tras momentos de mucha tensión, en que la empresa Dass intentó impedir que los trabajadores despedidos el viernes ingresaran a la planta de Eldorado, cerca del mediodía la fábrica de zapatillas abrió las puertas y los dejó pasar.

Flavio Olea, gerente de Dass

A esa hora les llegó la notificación a los directivos de la fábrica de zapatillas de las marcas Nike y Fila. El delegado de UTICRA (Unión de Trabajadores del Calzado), explicó que “Dass está intimada a retrotraer los despidos y nosotros como gremio estamos intimados a no realizar ninguna protesta, nin una jornada de lucha”.

Lo que resta cumplir ahora, por parte de la empresa, es una notificación oficial de los dueños que aceptan cumplir la ley por 15 días. Mientras, habrá una instancia de diálogo para impedir los despidos. 

“Son trabajadores que prefieren el trabajo y no la indemnización; entre 50 y 70 que esperan reingresar a la empresa”, explicó el delegado. En su mejor momento la fábrica llegó a tener 1450 empleados y en el camino, más los despidos de diciembre pasado, quedaron afuera 850 y solo quedan unos 600. 






Comentarios