Los usuarios correntinos se sorprendieron en la gélida mañana de este jueves -4°- cuando esperaban el colectivo en las paradas y por los medios de comunicación se enteraron de un paro en el servicio de transporte público.

Sin embargo, la medida de fuerza fue inscripta el pasado 23 de junio y se activó con los primeros servicios de este jueves, alrededor de las 5 de la mañana tenían que salir las primeras unidades a la calle y no lo hicieron.

La huelga continuará hasta que la empresa ERSA concesionaria del servicio deposite la totalidad del aguinaldo a los trabajadores. También los conductores reclaman que en Corrientes se aplique una escala nacional de $80.000.