El depósito de armas de la delegación correntina de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) funcionaba como depósito de droga incautada por esa fuerza. El pasado jueves en una inspección de rutina de esa misma fuerza federal se detectó el faltante de 23.7 kilos de marihuana. La droga era producto de incautaciones de los años 2017 y 2018.

Las cajas debían contener 36 kilos de marihuana, pero cuando los efectivos que realizaban el control de la PSA las pesaron, descubrieron que sólo había 12,8 kilos.

Andrea Cieri, que prestaba servicios en Córdoba y es una de las primeras expertas en explosivos de esa fuerza, fue designada como interventora de la PSA en la provincia. Remplazará a Carlos Gamarra, que estaba a cargo de la región.

El faltante de marihuana fue de casi 24 kilos. Se intervino la delegación correntina de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Ministerio de Seguridad de la Nación

Sospecha e investigación

Se sospecha que la marihuana fue robada, retirada de la sala de armas del Aeropuerto Internacional Doctor Fernando Piragine Niveyro, ubicado a 10 km al este de la ciudad de Corrientes. El cargamento había sido secuestrado a una banda que funcionaba en la región y fue blanco de operativos de seguridad entre el 2017 y 2018, por orden del juzgado federal Nº2 de Corrientes, que en un momento fue subrogado por el entonces juez federal Carlos Soto Dávila. Un magistrado que estuvo involucrado en casos de corrupción en dicha dependencia judicial acusado de liberar narcotraficantes a cambio de pagos con dinero.

El director nacional de la PSA, José Glinski, ordenó la intervención de la dependencia en Corrientes y abrió una investigación interna, a la par de la denuncia en el juzgado federal Nº2. El faltante de los 30 ladrillos de cannabis se descubrió el jueves, durante una inspección de rutina que se realiza una vez por mes.

Los paquetes que contenían la droga estaban guardados dentro de cajas en armarios, las cuales tenían adulterados los precintos. Se sospecha que detrás de la desaparición de este cargamento de estupefacientes podrían estar involucrados miembros de la fuerza.