Fue en Goya, la urgencia los llevó a ser parteros de un bebé.


Las urgencias suelen tener a lo inesperado como aliado, las posibilidades de una buena resolución dependen de diversos factores. En esta oportunidad la convocatoria a la policía fue ante el llamado desesperado de una mujer que estaba ingresando en trabajo de parto en su propia casa.

Esto ocurrió en el día de ayer por la mañana en el populoso barrio Itatí de Goya, más precisamente en la calle José María Paz al 800.

policías parteros

Al lugar se acercaron los cabos de la policía de Corrientes Raúl Figueroa y Daniel Delgado quienes no dudaron en ayudar en la llegada de un varón a este mundo.

Todo fue con éxito y salud según se pudo constatar minutos después que la madre llegara al Hospital con su bebé en brazos. El buen estado de salud de la madre y la criatura fueron el corolario de una jornada única para ellos y los efectivos policiales.






Comentarios