La sustancia procedió del público porque es un gas que nosotros no usamos, explicó la Policía. Niños y adultos fueron hospitalizados.


Un confuso episodio se desató en la madrugada de los corsos barriales, cuando una cortina de humo se divisó hacia el final de la avenida y empezaron las corridas. La Policía secuestro un frasco de gas pimienta tipo americano que fue el motivo del incidente.

Varias personas afectadas con gas lacrimógeno en los corsos barriales. Foto: Alejandro Canteros.

“Todo transcurría con normalidad, hasta que a las 2:30 horas observamos en la esquina de Gobernador Ruíz y Santiago del Estero unas corridas, humo y personas desesperadas”, informó a VíaPaís el Comisario Marcos Todelo.

Con un marco de público de más de 25 mil personas y 120 policías destinados para la seguridad, comenzó el rescate de los afectados. Al hospital Pediátrico “Juan Pablo II” ingresaron 30 niños, al hospital Escuela “General San Martín” tres mujeres, al hospital “Ángela Llano” cuatro personas y al “José Ramón Vidal” una adolescente y un hombre.

La Policía de Alto Riesgo se encontraba en esa zona del evento, explicó que los disturbios vinieron del público. Por lo que se están analizando las cámaras de seguridad para dar con el paradero de los responsables.

Varias personas afectadas con gas lacrimógeno en los corsos barriales. Foto: Alejandro Canteros.

El gas que secuestramos es de tipo americano, es uno que usábamos hace mucho tiempo por lo que estamos investigando su procedencia. De todas maneras, el Fiscal de Instrucción ordeno el secuestro preventivo de los tres gases lacrimógenos que tenía la Policía de Alto Riesgo para mandar a los peritos. De todas maneras estaban inutilizados”, aseveró.

Varias personas afectadas con gas lacrimógeno en los corsos barriales. Foto: Alejandro Canteros.






Comentarios