Las zonas más afectadas fueron centro y sur de la provincia. Todavía hay evacuados. 


Un fuerte temporal azoto a la provincia de Corrientes los primeros días del mes de enero. Los 200 milímetros que antes llovía en semanas, en esta oportunidad lo hizo en pocas horas, el sistema hídrico colapsó. 

“En esta oportunidad lo que pasó fue que llovió mucho en pocas horas, esto provocó desborde de ríos, esteros y lagunas. Las localidades más afectadas fueron: Santa Lucía, San Roque, Concepción, Paso de los Libres y Monte Caseros”, detalló el director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Márquez en dialogo con VíaPaís.

Esta eran las imágenes en el interior de la provincia.

En la Capital llovió 75 milímetros en menos de media hora, lo que provocó el anegamiento de casi todos los barrios. De igual forma se repitió en Paso de los Libres donde se produjo el desborde del arroyo La Despedida que junta las aguas de los pluviales, la deposita en el arroyo Yataí y este en el Río Uruguay.

En Curuzú Cuatiá evacuaron a unas 30 personas, aunque actualmente volvieron a sus hogares porque las aguas escurrieron más rápido. En ambos casos continúan los centros de evacuados.

Santa Lucía totalmente bajo agua.

Las localidades de San Roque y Santa Lucía se vieron desbordadas por la creciente del río. En la primera está bajando unos 10 centímetros por día y en la segunda, con un promedio menor, pero los afectados han retornado a sus hogares.

En Concepción el agua inundó las viviendas rurales.

En el centro de la provincia, Concepción está rodeada de esteros, por lo que no solo se vio afectada por la crecida, sino que también por los bañados y lagunas. Unas 45 personas quedaron anegadas y muchos barrios afectados.

En cuanto a la creciente del Río Corrientes, el paraje Paso Tala fue el más perjudicado, en los últimos seis años se evacuó cinco veces la totalidad de su población. “Este año fue menor porque en algunos lugares se pudo hacer una defensa con bombas y no hubo necesidad de evacuar”, agregó el funcionario.

Puente bailey sobre Arroyo Guazú en Esquina.

Siguiendo hacia el sur, en la localidad de Esquina el caudal de agua caída en pocas horas produjo la inundación de barrios como La Tablada e Itatí. Pero a su vez tiene personas atrapadas en los parajes Malvinas, Malezal, Guaquiraró y Libertador a causa de la crecida del río.

Pronóstico Extendido

En este momento los pronósticos a corto plazo aluden lluvia para el miércoles y tormentas para sábado, aunque no de manera intensa como los días anteriores. “El pronóstico hablaba de un acumulado en 15 días de 180 milímetros, cuando eso llovió en una tarde. Por eso no nos podemos fiar”, aseguró Márquez.

En este sentido, aclaró que “marzo y abril son meses lluviosos, esto afectaría dependiendo de lo que llueva, porque también está la crecida del Río Uruguay que viene de Brasil y hay que estar alerta porque es un río que crece muy rápido”.

El campo en crisis

Cientos de cabeza de ganado bajo agua

Ayer a las 10:00 horas Defensa Civil se reunió con el Ministro de la Producción de la Provincia para comenzar a tratar la problemática. Participaron reparticiones provinciales, nacionales y asociaciones rurales. “El campo está muy afectado tanto en ganadería como agricultura. El excedente de agua es mucho, pero las declaraciones de emergencia la toma el Gobernador”, expresó.

Sin embargo, en los días de mayor inundación se podían ver a cientos de animales vacunos con el agua hasta el cuello, tanto en campos como al costado de la ruta. Sumado a la gran pérdida que padecieron los pequeños productores de arroz, maíz y trigo.






Comentarios