Desde la Secretaría de Nación autorizaron la suba de las garrafas.


Durante el 1° de enero aumentaron el gas en garrafa un 40%, en comercios barriales los tubos de 10 kilos superan los $300. El subsecretario de Comercio y Defensa del Consumidor, Juan José Ahmar aseguró que la suba estaba autorizada por Nación y que desde la semana próxima controlarán el incremento para que las distribuidoras no superen lo acordado.

“El aumento del gas viene de Nación a través de la Secretaría de Energía. El año pasado fue autorizado y no precisaron cuándo se iba a dar esta suba. Hay un incremento del 40%, ahora en las distribuidoras costará en algunas $295 y en otras $300, antes estaba a $215”, contó Ahmar. En cuanto al control de precios aseguró que “revisamos que ese sea el precio que vendan en las distribuidoras“, aunque expresó que en “la reventa o los delivery no podemos manejar, no tenemos competencia para eso”.

Además “existe una normativa para ejercer el control exclusivamente en las distribuidoras en las que se debe vender a $300, ese es el aumento autorizado”, afirmó. Los inspectores llegarán a las plantas la semana que viene para regular el precio. Sin embargo, carecen de autorización para controlar los comercios barriales. “La única manera de comprar al precio autorizado es en las distribuidoras. No hay un ente que regule el precio de reventa”, relató el subsecretario de Comercio y Defensa del Consumidor.

El ente del Estado puede actuar de oficio o por denuncias de los consumidores. El organismo imputa multas ante la detección de regularidades. A partir de esto fiscalizan y dictaminan las normas incumplidas por el local de venta. Según publicó El Litoral.






Comentarios