La Justicia Federal de Corrientes ordenó que el dinero sea destinado al hospital San Francisco de Asis.


La Justicia Federal de Corrientes ordenó que se destine a un hospital de salud mental una multa cobrada a un hombre que había sido condenado por falsificar la documentación de un automóvil y que, además, tendrá que cumplir tareas comunitarias, informaron este miércoles fuentes judiciales.

El Tribunal Oral Federal de Corrientes condenó el martes al pago de una multa de 10.000 pesos a Cristian Diego Berger, quien era investigado por la falsificación de la documentación de un automóvil de alta gama, y a propuesta del fiscal Carlos Schaefer, el monto deberá ser destinado al hospital de salud mental San Francisco de Asís de la capital provincial.

El dinero será cedido a la “Unidad de Tratamiento de Adicciones” de ese centro de salud correntino, en el marco de una medida “novedosa”, corroboraron ayer fuentes de la Justicia.

A su vez, Berger deberá cumplir tareas comunitarias en un centro de desarrollo infantil de Corrientes.

La sentencia dictada por el juez correntino surgió luego de que sea suspendido el juicio a prueba, un mecanismo en el que el imputado admite su culpabilidad y en los términos de la ley penal puede ser beneficiado con una pena que no incluya prisión, sino tareas comunitarias y el pago de una sanción económica, entre otras exigencias.

“La idea principal de la reparación se vincula con la actitud del imputado mostrando su voluntad de saneamiento del conflicto para hacerse merecedor del beneficio“, señaló la resolución judicial.






Comentarios