Carlos Soto Dávila está sospechado de ser el jefe de una asociación ilícita dedicada al cobro de coimas para proteger a narcos.


El juez federal 1 de Corrientes, Carlos Soto Dávila, será indagado este jueves por su par porteño Sergio Torres, quien lo acusa de ser el jefe de una asociación ilícita dedicada al cobro de coimas para garantizar impunidad a narcotraficantes de la ciudad correntina de Itatí, informaron fuentes judiciales.

La indagatoria está pautada para las 12 en los tribunales federales de Retiro, situados en Comodoro Py 2002, donde el magistrado llegó en libertad ya que tiene fueros y no pudo ser detenido a pesar del pedido de la Justicia.

El juez federal Sergio Torres con el Papa Francisco. (Foto: Clarín)

El mismo día en que se pidió su detención y se lo notificó del llamado a indagatoria, Soto Dávila confirmó que se presentaría ante su par de Buenos Aires.

“Debo hacer lo que corresponde: presentarme a la citación que tengo para el día jueves”, expresó en declaraciones a la prensa correntina, en las que aseguró ser “una persona íntegra” y “absolutamente inocente”.

El magistrado tiene 72 años y ejerce desde hace 22 la titularidad de uno de los juzgados federales de primera instancia de la capital correntina, además de ser juez con competencia electoral en lo federal.

Nuevos allanamientos y detenciones en el marco de la causa Sapucay. (Foto: Diario Norte)

En la misma causa que lleva adelante el juez Torres fueron detenidos dos de los secretarios del juzgado de Soto Dávila y cuatro abogados, todos acusados de integrar una asociación ilícita junto con el magistrado.

La causa que involucra al juez y a los detenidos comenzó en marzo del año pasado con la denominada “Operación Sapukay”, en la que se investigaba el tráfico semanal de 15 toneladas de marihuana desde Paraguay a Itatí, Corrientes.






Comentarios