Debido a su enfermedad necesita estar conectado a un respirador mecánico de forma constante.


Les devolvieron la tarifa social a la familia de Marcos Gómez, el niño de 11 años electrodependiente. Desde junio la madre del menor Nidia Duarte tuvo que vender objetos de valor para poder afrontar los gastos, de $1.600 mensuales comenzaron a pagar sólo $240. La Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) afirmó que la quita del beneficio en 2015 tendría que ver con una medida del Estado Nacional por reestructuración de usuarios.

Marcos sufre de una distrofia muscular congénita con insuficiencia respiratoria, su padecimiento lo obliga a vivir con asistencia mecánica y oxígeno domiciliario para poder vivir. A fines de 2015 a su familia le sacan la tarifa social y el costo de las boletas se disparó. Después de que el caso lograra llegar a los medios, el DPEC tomó cartas en el asunto para intentar reparar el problema.

En el país se sancionó una Ley de Electrodependientes en 2017, la legislatura correntina se adhirió pero. el Gobierno provincial vetó la decisión. Por este motivo, Duarte aseguró: “no voy a dejar de exigirle al Gobierno que se sume a la ley nacional”. A la espera de novedades por parte de los funcionarios provinciales, la Cámara de Diputados sacó a fines de junio un proyecto que obliga al Poder Ejecutivo a realizar una lista de personas con este padecimiento.

 La diputada Albana Rotela la principal promotora afirmó que la lista “todavía no salió de la Comisión de Energía, no hubo más reuniones porque vinieron las vacaciones, pero vamos a retomarlas en esta semana probablemente”. Según publicó El Litoral.





Comentarios