El atraco sucedió ayer por la mañana en un domicilio del barrio San Gerónimo. El comerciante salió a pasear a sus perros y al volver a su domicilio dos encapuchados lo sorprendieron sobre calle Domingo Lastra.

Con armas de grueso calibre, lo redujeron a golpes. Lo hicieron ingresar a la cocina y lo tumbaron en el piso. Lo maniataron con una cuerda y le exigían que les diga el lugar donde guardaba el dinero.

Comerciante sacó a pasear a los perros y sufrió un violento robo.

Una vez cumplido el objetivo, se dieron a la fuga dejándolo inmóvil. Se llevaron una importante suma de dinero que guardaba para afrontar una seria de compromisos en el aspecto laboral.

"Cuando pudo desatarse, llamó a la policía y relató pormenores del delito. El caso está en plena etapa de investigación en procura de identificar a los autores del hecho que se habrían escapado en un automóvil", indicó una fuente de seguridad a Diario época.