Un presunto nuevo caso de violencia infantil en Córdoba se dio a conocer en las últimas horas, cuando un nene de dos años sufrió la amputación de su manito derecha por una mordedura que sería de una persona. El pequeño había ingresado al Hospital de Niños hace 10 días, con una grave lesión.

En esa ocasión, el menor fue trasladado al nosocomio por su madre, quien adujo que había sido mordido por un perro. Sin embargo, el tipo de mordedura no coincidiría con la de ese animal, sino con la de un humano.

En este sentido, los especialistas activaron el protocolo de posible violencia doméstica y dieron aviso a las autoridades. Así las cosas, mientras el niño se recupera de la amputación y sigue internado en el Hospital, la Justicia investiga el caso y al entorno familiar.