“La primera vez que fui al Cerro Pistarini era un niño. Quedé maravillado al estar en la cima. Desde ese lugar altísimo veía todo mi pueblo. Y, claro, esos ojos infantes no podían creer lo que veían. ¡Sus paisajes eran espectaculares! Descubrí que Embalse era gigante”.

//Mirá también: La Chanchita Albornos: ex jugador e hincha de Talleres, analiza como comentarista al equipo que pelea la punta

Huellas, con la pelota rodando en los recuerdos.Twitter @MJVillalobo

Parte de Huellas, relatos desde el cerro Pistarini. El nuevo libro de Marcos Villalobo, que ya desde la portada misma invita a un recorrido por la infancia con la pelota como excusa. Una recopilación de artículos periodísticos, para reencontrar anécdotas y otras añoranzas de la localidad de Embalse. Disponible en librerías.

//Mirá también: Diego Flores: “Si el Cacique Medina se va, Talleres puede seguir en la misma línea; si se va Fassi no”

“En el mirador del Cerro Pistarini descubrí que vivía en un lugar único. Me fui de Embalse a los 13 años. Pero vuelvo siempre”, asegura el autor, que se desempeña en medios de Córdoba y editó libros como “El Pase y otros relatos olvidados”, y “La Joya, así surgió Paulo Dybala”.