El histórico Cine Gran Rex de Córdoba está, otra vez, al borde del cierre. La que reconoció esta difícil situación fue una de sus propietarias, Rosario de Porras. En enero de este año pudieron reabrir sus puertas después de casi 10 meses cerrados, pero por las restricciones tuvieron que volver a “bajar la persiana” en mayo.

//Mirá también: Trabajadores del Cine Gran Rex pidieron la reapertura en Córdoba

“No damos más, no tenemos más fondos para hacer frente a la situación, nos dieron el subsidio de 70 mil pesos pero no alcanza para nada por el nivel de gastos que tenemos dentro del complejo”, declaró la propietaria a VOS.

La mujer se muestra sorprendida además, porque asegura que en los meses que tuvieron abiertos no detectaron ningún contagio ni en el personal ni entre los espectadores.

De esta manera y según declaró de Porras al mismo medio, entraron en “tiempo de descuento” hasta ver qué decide el Gobierno provincial después del 2 de julio cuando deberá comunicar cómo siguen las restricciones en Córdoba. “Si no nos permiten abrir, cerramos definitivamente. No tenemos muchas más chances, lamentablemente”, anuncia.

Por otra parte, agregó: “Tuvimos recientemente audiencia con la Agencia Córdoba Cultura y con el Ministerio de Industria, Comercio y Minería. Están evaluando la situación, viendo qué pasa, si la semana próxima se puede reabrir. Todo depende de la situación epidemiológica”.

//Mirá también: La película más triste de la historia: el complejo Cinerama cierra sus puertas

En este lugar trabajan 26 personas en sala y otras 10 en el área de venta de bebidas y comidas.

“Más allá de esos 70 mil pesos y del Repro que reciben los empleados, no tenemos ayuda de ningún tipo”, agrega la mujer, que marca las diferencias entre una sala que es una empresa local con los demás complejos que forman parte de cadenas internacionales.